la mafia se reacomoda

protestas contra el proyecto conga en la laguna el perol, sorochuco, celendin, cajamarca.

Minería Ilegal e informal en La Picota

Publicado: 2019-07-05

En las áreas de influencia de la Laguna El Perol, donde Yanacocha, levantó el vaso de la misma para represar aguas y así tratar de avanzar en el proyecto minas Conga, en un territorio completamente controlado en sus rutas y vidas cotidianas por la empresa privada de seguridad y la protección de la PNP, se han instalado presuntas actividades de minería ilegal e informal, que estarían haciendo uso de maquinaria pesada y que vendrían generando la depredación de ecosistemas como la jalca.

Este acto, que atenta contra el medio ambiente y que, tendría vicios delincuenciales, no sería ajeno a minera Yanacocha, ya que se daría en la zona de concesión de Minas Conga. Esto es, en colindancia con su propiedad y en rutas y caminos de acceso en los que todo pasa por la vigilancia y controles de carreteras, trochas y caminos, en los que la poderosa minera vigila hasta con drones.

En el caso de Máxima Acuña y de sus familiares y amigos, Yanacocha instaló hasta cámaras de vigilancia con paneles solares para observar sus actividades. Máxima y su familia, en terreno de su propiedad, no puede sembrar ni papas, ni recolectar agua para siembra; mucho menos tratar a sus cuyes o conejos sin que la minera esté informada. Cuando se trata de ella, la minera sí lleva policías y fiscales para arrancar sus cosechas, aduciendo que están aún en litigio.

Sin embargo, Yanacocha sí acepta minería en sus tierras. ¿Cómo es que qué mineros ilegales se movilizan en concesiones de Yanacocha, llevan insumos químicos altamente peligrosos, llevan taladros y grupos electrógenos y, tienen hasta maquinaria pesada abriendo trochas y excavando mineral para lixiviar en pozas de precaria impermeabilización? ¿Falla la seguridad en Yanacocha o es que quiere que su seguridad falle?

Ante estos hechos, nos saltan varias preguntas. ¿Cómo es que la policía no ve nada? ¿Cómo es que Securitas, antes Forza, no ve nada? ¿Nuestras autoridades no saben del mercado ilegal de sustancias tóxicas como cianuro o boro?

Dirán en el MINEM, que la minería ilegal o, la minera informal, es de competencia del Gobierno Regional y se lavaran las manos también, cuando sabemos que otra horda de mineros ilegales avanza por el lado de las lagunas de Alto Perú en la cabecera de cuenca del Río Llaucano, que coincidentemente, también está bajo concesión y en igual colindancia con la propiedad de Yanacocha. Esta es tarea de todos y, al estar dentro de la propiedad de un titular de la gran y mediana minería, la competencia también se expande y llega al OEFA.

¿Dirá la prensa mermelera que como no se permitió el avance de la gran minería ahora es el reino de los ilegales? ¡Seguramente!

Sin embargo, el argumento se desploma estrepitosamente: en esa zona nada ocurre sin que la seguridad de Yanacocha, sus policías de la PNP bajo contrato y sus fiscales, acudan presurosamente cuando la minera chasquea los dedos. Ocurre solamente que, como lo hacen en otras regiones (La Libertad y Cajabamba de Cajamarca) donde las grandes mineras que no tienen el respaldo de la población, abren las puertas a mafias de mineros ilegales para que avancen como pica en Flandes, luego denuncian sus graves impactos ambientales y sociales y, finalmente ofrezcan a la gran minería como mejor solución. Es decir, dejan que los mineros ilegales y, los informales, avancen lo que ellos no pueden hacer, hasta que puedan, como gran y mediana minería, posicionarse.

Exigimos que se implemente un plan de erradicación de actividades mineras ilegales y que, se avance con las acciones respecto a minería informal en la región de Cajamarca, por ello, solicito, en el marco de mi función congresal, lo siguiente:

• Denunciar, investigar y sancionar a los responsables, incluyendo las responsabilidades que pudiera tener Yanacocha con el fomento de estas actividades en un territorio completamente controlado por sus múltiples mecanismos de seguridad.

• Investigar y sancionar desde la Contraloría a quienes tengan responsabilidades jurisdiccionales, administrativas, civiles o penales en que pudieran haber incurrido la policía, la Dirección Regional de Energía y Minería y la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental; así como el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental.

• Que la Oficina de Justicia intercultural del Poder judicial y, el Ministerio Público en Lima, coordinen acciones con la Federación regional de rondas campesinas para erradicar inmediatamente a los mineros ilegales del sector La Picota y de las Lagunas de Alto Perú y asegurar que en adelante deberá ser obligación de la policía nacional impedir el reingreso de mineros ilegales. Porque, nuestra policía está para servir a la ciudadanía, no a las grandes empresas.

• Advertimos que maniobras de este tipo buscan debilitar la oposición a la expansión de minera Yanacocha.

Finalmente, una vez más ratifico mi posición de que no permitir estas prácticas que atentan contra el medio ambiente y que buscan destruir nuestras fuentes naturales de agua. Prácticas que además van contra las propiedades de comunidades campesinas, el derecho colectivo a la consulta previa de las mismas y, contra sus actividades agrícolas y ganaderas.

#NoMásCrímenesEcológicosEnCajamarca


Escrito por

Marco Arana Zegarra

Cajamarquino, sociólogo. Ecopolítica y derechos humanos. Líder de Tierra y Libertad.


Publicado en