la mafia se reacomoda

Foto:  andina

Por leyes agrarias con justicia ambiental y respeto de derechos territoriales de comunidades

Nueva Constitución para seguridad y soberanía alimentaria

Publicado: 2019-06-14

Ha sido bueno tener un Pleno Agrario con énfasis en agricultura familiar y en pequeños y medianos agricultores. Por décadas, el modelo neoliberal sólo ha beneficiado la agricultura de agroexportación que ha llevado a un proceso de concentración de tierras y de sobrexplotación de recursos hídricos. Diversos gobiernos no han tenido ninguna consideración para con los pequeños agricultores que producen casi la totalidad de alimentos que consumimos todos los peruanos y perunas. Hoy hubo pleno para hacer pequeños cambios y los apoyamos. El Frente Amplio seguirá luchando por el cambio de la política económica en el marco de una nueva Constitución que asegure que tengamos una agricultura nacional para alcanzar, seguridad y soberanía alimentaria.

Diversas Leyes

Durante el debate realizado, en el marco del Pleno Agrario. El Frente Amplio, mantuvo una votación coherente con su programa e ideario del buen vivir, la justicia y los derechos ambientales así como con el reconocimiento de los derechos colectivos de los pueblos indígenas u originarios; los cuales, están fuertemente vinculados al desarrollo de la agricultura y la alimentación en nuestro país.

En ese sentido, el Frente Amplio, votó a favor del Proyecto de Ley Nº 2295, que promueve la inclusión de los productores agrarios, a través de cooperativas, con relación a los productores pecuarios y de crianza de animales, con la finalidad de fomentar el desarrollo integral de la pequeña agricultura y la agricultura familiar.

En la línea de lo descrito anteriormente, el Frente Amplio, aprobó el Proyecto de Ley Nº 1971 que propone el fortalecimiento de la planificación de la producción agraria y, el de la Ley Nº 662, de promoción de desarrollo de los mercados de productores agropecuarios; este último, es un primer paso de un camino en el cual, los gobiernos locales y regionales deberán garantizar el acceso a la salud ambiental y que estos espacios se desarrollen en el marco de la sostenibilidad ambiental. Sin embargo, hicimos una propuesta que hubiese sido fundamental para mejorar la ley que fue rechazada por la presidencia de la comisión agraria. La propuesta fue que los gobiernos locales debían garantizar el acceso a espacios públicos con seguridad sanitaria y sostenibilidad ambiental coordinando para ello con el MINAM y el MINSA, de manera que las ferias agrarias mejoren y tengan asegurados el acceso a lugares públicos donde realizarse.

Por otro lado, como lo hemos venido haciendo en el marco de las normas ambientales promovidas por el Frente Amplio, votamos a favor del Proyecto de Ley Nº 1130, que declara de interés nacional la descontaminación, conservación y protección de las cuencas ubicadas en el departamento de Puno. Si bien es un proyecto declarativo, permite un primer paso para acciones afirmativas con relación a dichas cuencas. Sin embargo, es importante que, desde el Ejecutivo, la política de conservación de los recursos hídricos en Puno se enmarque en un Plan de Acción que contemple los enfoques de adaptación y mitigación de cambio climático y; que el mismo esté de acuerdo a la ley de protección de cabeceras de cuencas. De no formularse un plan de acción, la ley aprobada quedará en solo una declaración genérica.

Asimismo, conforme a nuestro ideario orientado en un enfoque de derechos de igualdad de género, votamos a favor del Proyecto de Ley Nº 2148, que busca fortalecer el rol y la participación de las mujeres en las comunidades campesinas, proyecto que nos recuerda una agenda pendiente que hasta ahora el Congreso no ha querido debatir y aprobar, como es nuestra propuesta legislativa de que se promulgue un Ley de consulta previa legislativa, a la cual el Congreso debe hacer frente y cumplir con las obligaciones internacionales asumidas en el Convenio 169 de la OIT.

Algunas leyes controvertidas y peligrosas. En el Pleno Agrario también hemos tenido que expresar en el debate de algunos proyectos de ley nuestra oposición porque, el contenido de las leyes que fueron aprobadas por la mayoría tenían como trasfondo la vulneración de derechos colectivos de pueblos indígenas o el derecho a vivir en un ambiente sano y equilibrado. Por ejemplo, el Proyecto de Ley Nº 2550, de incentivos para la instalación de plantaciones forestales, el cual fue aprobado mayoritariamente por el fujimorismo, rechazando la propuesta de texto de modificación que presentíamos desde la bancada del FA para evitar que el proyecto de ley termine sirviendo como incentivo perverso para la generación de monocultivos que son contrarios a la forestación y, además, para que esta norma no desconociera los problemas de los procesos de titulación de las comunidades campesinas y comunidades nativas en sierra y selva.

Sobre el Proyecto de Ley Nº 189 de patrimonio genético, pedimos que retorne a comisión de manera que sea más debatida y se asegure que no se va a burlar la ley de prohibición de ingresos de organismos genéticamente modificados y se garantice la protección de nuestra biodiversidad. Efectivamente, esta ley ha pasado a cuarto intermedio al no haber consenso o respaldo mayoritario.

Asimismo, votamos en contra del Proyecto de Ley Nº 1007, que propone declarar la cosecha y siembra de agua, en cabeceras de cuencas. Este proyecto, que a simple vista estaría destinado a beneficiar a las comunidades campesinas y las actividades agrarias, tal como lo producimos desde la bancada del FA no considera que el Perú es el tercer país más vulnerable al cambio climático lo que tiene serios impactos en la disponibilidad y manejo de recursos hídricos y, para ello, habría sido fundamental que dicho proyecto, además se hiciera en el marco de la Ley de protección de Cabeceras de Cuencas la que delimita las zonas de vulnerabilidad hídrica y ecosistémica de manera que la intervención en ellas no terminara agravando la situación de la sobrexplotación de los recursos hídricos, más aún cuando actualmente hay fuertes y poderosos intereses que están presionando para que no se apruebe el anexo metodológico de la ley de cabeceras de cuencas. Sembrar y cosechar agua debe hacerse con conocimiento pleno de la disponibilidad de agua en calidad y cantidad. Como bancada propusimos que la ley se aprobara por consenso incorporando nuestras observaciones de manera que la ley no terminara complicando la ya preocupante situación de protección y gestión de la disponibilidad sostenible y segura de agua para actividades agrarias.

Lima, 15 de junio de 2019.


Marco Arana Zegarra, Congresista de la República.


Escrito por

Marco Arana Zegarra

Cajamarquino, sociólogo. Ecopolítica y derechos humanos. Líder de Tierra y Libertad.


Publicado en