es constitucional, no confundas

Marco Arana en el pleno del congreso. foto: congreso de la republica.

“No hay verdadera democracia sin justicia”“No hay verdadera justicia cuando hay corrupción”

Publicado: 2019-04-03

Señor Presidente:

En mi calidad de Vicepresidente de la Comisión de Constitución y Reglamento, sustenté el dictamen de los Proyectos de Ley que crea la Autoridad Nacional de Control en el Poder Judicial.

Debo decir que los congresistas del Frente Amplio tenemos la firme convicción de que no hay verdadera democracia sin justicia y que ésta, cuando hay corrupción, sólo se convierte en un sistema sin legitimidad. Por todo ello, es necesario hacer una reforma profunda e integral del Sistema de Justicia; lo cual nuestra ciudadanía así lo viene demandando desde hace mucho.

Cuando la justicia falla, cuando las leyes son injustas, cuando los administradores de justicia se convierten en operadores de la corrupción, entonces no hay justicia y, por ende, la democracia está en peligro. Por eso, crear un órgano de control del Poder Judicial que sea fuerte, transparente, meritocrático e independiente, no sólo es importante, sino que es fundamental para el aseguramiento de nuestro Estado de Derecho.

Todos sabemos que cuando la justicia falla, como ocurre en el Perú, se abre el campo para que los gobiernos de turno o las fuerzas políticas, quieran influir, intervenir, manejar y atentar contra la autonomía de los sistemas de administración de justicia.

La ciudadanía, entonces, tienen que defenderse. Sus intelectuales, sus dirigentes sociales díscolos e indomables deben denunciar todos los focos infecciosos en donde salta la pus de la corrupción, deben denunciar también la cooptación y, los lobbies; los cuales en un sistema debilitado, en realidad poco se diferencian de la corrupción.

Hace casi 200 años, el libertador Simón Bolívar, llegó a decretar la pena de muerte para los corruptos. Era una época revolucionaria, no había términos medios y en los que, hasta hablar a media voz, no era digno o podía ser considerada como traición. Por inacción, por los blindajes o por complicidades políticas con los corruptos, que no se abran las puertas para medidas extremas violatorias de derechos humanos. Los pueblos se cansan, los pueblos hablan y actúan, que su voz por justicia, por lucha contra los corruptos y los corruptores sean escuchadas y atendidas. Que nuestra capacidad de indignación no cese jamás.

No perdamos la oportunidad de hacer una reforma de justicia que reconstruya, sane y cure al poder judicial, a través de la cual se apoye a los jueces y fiscales honestos y probos, para así poder ayudar a erradicar podredumbre en la que nuestro sistema de justicia se encuentra. Otro tanto hace falta hacer para el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo. ¡Esos tiempos vendrán!

Intervención sustentatoria del dictamen para la creación de la Autoridad Nacional de Control en el Poder Judicial.

Lima, 3 de abril de 2019.


Escrito por

Marco Arana Zegarra

Cajamarquino, sociólogo. Ecopolítica y derechos humanos. Líder de Tierra y Libertad.


Publicado en