cero tolerancia a la violencia de género

Congresista rosa bartra, presidenta de la comisión lava jato. foto: conngreso de la república

“La corrupción no sólo robó dinero público, sino también robó los sueños al pueblo”

Publicado: 2018-11-08

Por: Marco Arana Zegarra (Congresista de la República, Bancada Frente Amplio)

Con esta frase, hago alusión a la sustentación del Informe Final de la Comisión 'Lava Jato', que se expuso por dos días consecutivos, en el Pleno del Congreso de la República.

Los megaproyectos de infraestructura hidráulica Olmos, en Lambayeque y Chavimochic, en La Libertad, eran parte de lo que se denominaba “el sueño lambayecano”, “el sueño liberteño”. Según dicha narrativa, los pueblos tendrían un desarrollo con más agua, con más tierra irrigadas y mayor producción agrícola. Así se construyeron estos sueños que, por décadas, muchos políticos se beneficiaron de las promesas para hacerlo realidad, pero apenas pudieron disponer del poder suficiente para decidir, concretaron acuerdos con empresarios corruptos y concertaron para robar.

Según el informe de la Comisión 'Lava Jato', en Olmos se perjudicó al Estado con aproximadamente US$50 millones a favor del grupo Odebrecht, mientras que en Chavimochic el robo fue de US $ 226´100,958.

En estos megaproyectos no sólo robaron dineros públicos, sino también robaron valiosas tierras irrigadas que terminaron en manos de grandes empresas privadas.

OLMOS

Pese a que los contratos expresamente lo prohibían, estos fueron alterados con adendas para que, en Olmos, un total de 11,530 hectáreas de tierras, terminaran siendo de propiedad de Odebrecht Inversiones en Infraestructura S.A., esta empresa compró las tierras por la suma de US$ 49’002,500 y luego las revendió a US$ 64'569,890 obteniendo una ganancia a su favor de US$ 15’517,386 “cuando este monto correspondía, en principio, al Gobierno Regional conforme al contrato de concesión”.

Los responsables serían: los ex presidentes Ollanta Moisés Humala Tasso y Pedro Pablo Kuczynski Godard y los ex funcionarios Fernando Zavala, Mercedes Araóz, Gloria Jesús Kisic Wagner. El Gobernador Regional: Humberto Acuña Peralta y los representantes de H2Olmos, Juan Andrés Marsano Soto y Ramesh Agrawal Fernández.

CHAVIMOCHIC

Por las actuaciones irregulares de los funcionarios del Gobierno Regional de La Libertad, que no actuaron debidamente frente a las acciones de amparo de la empresa Agrícola Chicama S.A. (Familia Gildmeister), se perdieron, de las tierras de Chavimochic, 16,000 hectáreas de tierras que estaban previstas que formaran parte del proyecto. El informe de la Comisión 'Lava Jato', señala la tipificación de delitos que se habrían cometido, como: usurpación de funciones, omisión de actos funcionales contra la administración pública, en la modalidad de colusión agravada.

Y los responsables serían: Huber Arnaldo Vergara Díaz, Amílcar Armando Gaita Zanatti, Gonzalo Luis Felipe Chávez, Carlos Miguel Puga Pomareda, Edilberto Ñique Alarcón, ex gerente general del Proyecto Especial Chavimochic – PECH, Kenny Eduardo Heredia García, ex gerente general del PECH, Miguel Orlando Chávez Castro, ex gerente general del PECH y Gibrán José Loor Campoverde.

El Ministerio Público, la Contraloría General de la República y el Poder Judicial no pueden abdicar en su rol de investigar y sancionar con todo el rigor de la ley a quienes cometieron estos graves delitos contra todo el país.

Finalmente, toda esta corruptela no se explica sino, porque la constitución fujimorista debilitó al Estado y se impuso el modelo neoliberal que hizo que el Perú pudiera ser puesto en remate privilegiando al gran capital privado y al amparo de ella florecieron los políticos corruptos que dieron leyes con nombre propio festinando trámites y bajo la confianza que los mecanismos de justicia no los alcanzarían. Revertir esta situación es el gran desafío que tiene el Perú, hoy.


Escrito por

Marco Arana Zegarra

Cajamarquino, sociólogo. Ecopolítica y derechos humanos. Líder de Tierra y Libertad.


Publicado en