habla en su lengua

foto marco arana

El sesgo extractivista

Respuesta a Juan José Garrido

Publicado: 2017-04-28

La reciente entrevista en Radio Programas del Perú donde lamentablemente se suscitó al final un incidente con el periodista Aldo Mariategui (AM) ha generado varios comentarios. Uno de ellos ha sido de Juan José Garrido, director de Perú21, quien señala algunas observaciones que requieren una aclaración de mi parte.

En primer lugar, lamento que no se haya difundido el vídeo de la entrevista en su totalidad. Allí podía haberse apreciado el siguiente detalle: cuando estaba finalizando el citado periodista AM afirmó que yo debería dejar de obstaculizar la inversión minera y literalmente me culpó de haber paralizado al país. Mi respuesta inicial fue “las inversiones mineras que se hacen bien, bienvenidas en tanto sean respetuosas de la legislación ambiental”. Quién sí dio la importancia debida al caso fue el periodista Fernando Carvallo pues señaló "conversaremos la próxima vez, es un tema amplio, queda invitado una próxima vez señor Arana para hablar sobre inversión minera".

Ocurrió, sin embargo, que AM persistió con su conclusivo comentario totalmente ajeno a los temas concretos de la entrevista. En ese contexto de falta de objetividad es que le señalé a AM el conflicto de interés que tendría para ser tan afirmativo en sus aseveraciones, conflicto de interés que es de conocimiento público.

Frente a lo ocurrido considero que si bien no hay neutralidad en alguno de los medios de prensa, creo que no hay que renunciar, por lo menos, a buscar informar los hechos en su dimensión completa y compleja.

Respecto a que en años anteriores me habría opuesto a las actividades mineras, se trata de una acusación sesgada. Como lo he señalado públicamente, es necesario buscar un NUEVO marco institucional y jurídico para impedir que en nombre del derecho a las inversiones se termine justificando la vulneración de derechos humanos, de derechos territoriales de las comunidades campesinas y nativas y que se depreden y contaminen vastos ecosistemas. Teóricamente, mi propuesta no tiene por qué ser incompatible con aquellas actividades empresariales que son respetuosas de su entorno ambiental y social. En tal sentido, no solo he realizado amplias exposiciones en asambleas ciudadanas sino también en importantes foros de inversiones mineras nacionales y extranjeros, sin por ello jamás ser denigrado o descalificado.

A nivel mundial hay un amplio espectro de foros de estudio, análisis y debate sobre los conflictos mineros y en importantes sectores de la academia se estudia y debate sobre la economía extractivista, buscándose salidas con modelos de desarrollo postextractivistas. Ni el señor Mariátegui ni el señor Garrido pueden tratar de que su pensamiento o los intereses que legítimamente pueden representar (y que no debieran ocultar) pretendan instituir un único modo de pensar y un único lenguaje, más aún si lo que dicen hacer es desarrollar una labor informativa.


Escrito por

Marco Arana Zegarra

Cajamarquino, sociólogo. Ecopolítica y derechos humanos. Líder de Tierra y Libertad.


Publicado en