habla en su lengua

FOTO: R.SS.

Carta 1: A Genaro Ledesma Izquieta

"Ud. es de los luchadores que no abdicaron ni claudicaron..."

Publicado: 2015-04-15

Cajamarca, 25 de Marzo 2015

Dr. Genaro Ledesma.

Líder del FOCEP.

Estimado Genaro: 

El FOCEP cumple 52 años de su fundación. Felicitaciones a Ud. y sus compañeros y compañeras de tantos sueños y de tantas luchas!

Las tareas para las cuales surgió el FOCEP, siguen todavía pendientes. Aunque es justo reconocer que muchas luchas obreras, campesinas y estudiantiles se ganaron en las calles, sin ellas seguramente muchos más derechos laborales habrían sido conculcados, los servicios públicos habrían sido ya totalmente privatizados, las comunidades campesinas habrían podido ser canceladas de la historia y, de esa historia de luchas, Ud. y los militantes del FOCEP han sido parte sustantiva, junto a otras fuerzas políticas de izquierda que no claudicaron, que no se sumergieron en la vorágine de sangre que desató Sendero Luminoso a la cual respondió fieramente el terror del Estado causando, ambas mortales fuerzas, decenas de miles de muertos y desaparecidos.

Ud. es un testimonio vivo y consecuente de que las izquierdas que no se apartaron del pueblo debieron sobrevivir a la persecución y la criminalización para seguir dando combates por la democracia. Las izquierdas, hay que reconocerlo, sufrieron una gran derrota estratégica frente a una derecha que se ha reposicionado de la mano del nuevo ciclo globalizado de reacumulación del capital y por eso hoy se ufana de ser el pensamiento "único y hegemónico". Seguramente, las izquierdas podrían haber hecho mucho más si las divisiones, los sectarismos, el pragmatismo electorerista de ayer y también el de factura más reciente, junto a la embestida del neoliberalismo, no nos hubieran arrastrado a las orillas de la historia mientras campeaba el descrédito de toda la clase política ante los ojos de una mayoría ciudadana que dejó de hacer política o incluso fue presa de la antipolítica promovida por las más oscuras fuerzas reaccionarias del país y sus influyentes medios de comunicación, hoy empeñados en reducir al ciudadano a su dimensión funcional de trabajador domesticado y de consumidor egoísta, competitivo y ansioso.

Sin embargo, quienes como Ud. y los cc del FOCEP supieron resistir y no abdicaron a los ideales socialistas que Mariátegui sembró en nuestra tierra, que Arguedas estudió y cantó desde las culturas vivas de los andes que se recreaban en las ciudades, que Manuel Scorza narró para las generaciones venideras, todas esas vidas, esos pensamientos siguen y seguirán inspirando todas las luchas por justicia social y las proyectarán, al presente y al futuro, también como luchas por justicia ecológica, justicia para la tierra que nos grita sus dolores.

Hoy nuestros pueblos indígenas de la Amazonía, las comunidades campesinas y los frentes de defensa de los pueblos que luchan por derechos territoriales y especialmente la defensa del agua, las juventudes que han irrumpido en las urbes para no permitir más recortes de derechos laborales, todas esas luchas pueden unificarse para construir desde las bases los nuevos procesos de unidad social y política que necesitamos para recuperar la soberanía, construir la justicia, conquistar la libertad y derrotar la corrupción que está vendiendo y depredando ecológicamente nuestra patria.

Que la celebración de este 52 aniversario del FOCEP, que su consecuencia personal, que Ud. y su hija Nelly han liderado en la defensa de las lagunas del Alto Perú en Cajamarca, sigan siendo signos convocadores a la consecuencia y la unidad amplia de las fuerzas de izquierda que no tienen temor de anunciar y luchar por las grandes causas, esta vez ya no detrás de algún improvisado caudillo, ya no atrapados en el espíritu derrotista, ya no con la mezquindad de la repartija entre cúpulas, sino con la fuerza de una renovada visión de país y mecanismos de decisión y elección democrática ciudadana abierta como la que proponemos en Tierra y Libertad, para lo cual hemos puesto nuestra inscripción al servicio de la construcción del Frente Amplio, por Justicia, Vida y Libertad y al cual también les convocamos para que pueda unirse el FOCEP.

¡Viva el consecuente compañero Genaro Ledesma!

¡Viva el FOCEP!

¡Viva el Perú justo, verde y soberano!

Atte,

Marco Arana Zegarra.

Miembro de la Comisión Política Nacional de Tierra y Libertad.


Escrito por

Marco Arana Zegarra

Cajamarquino, sociólogo. Ecopolítica y derechos humanos. Líder de Tierra y Libertad.


Publicado en